27 jul. 2010

Promesas

Prometo recorrer tu cuerpo tantas veces que aún si la luz se alejara para siempre de mis ojos, mis dedos fueran totalmente capaces de reconocerte. Prometo molestarte tanto y tan a menudo que el día que te haga falta no hagas otra cosa que preocuparte por mi ausencia. Prometo desesperarte tanto que ni siquiera las coincidencias te permitan invitarme a dormir contigo otra vez.

11 jul. 2010

Pensamiento inoportuno #536

Descubrir que aquello por lo que peleaste,
a lo que has dedicado tanto tiempo y esfuerzo,
simplemente no es lo que solías querer..
No puede ser más que doloroso.
(Y tal vez un poquito desilusionante)